Catálogo de webs especializadas en Intercambio de Casas

Millones de personas cambian de casa cada año en todo el mundo. Y para los presupuestos más modestos o para los viajeros con mentalidad más abierta, el intercambio de casas es una de las mejores maneras de experimentar un nuevo lugar y ahorrar dinero en sus vacaciones al mismo tiempo.

Mejores webs para Intercambio de Casas para Vacaciones

¿Cómo funciona el intercambio de casas?

  • DE FORMA SIMULTÁNEA

Los intercambio de casas suelen realizarse de forma simultánea. Por ejemplo, imagina que vives en Madrid y quieres visitar París durante una semana, o incluso periodos de larga estancia . Primero, debes encontrar a alguien en París que desee visitar Madrid; y segundo, que ambos tanto ellos como vosotros escojáis las mismas fechas de vacaciones. Así vosotros os quedáis en su casa y ellos en la vuestra durante el periodo de vacaciones estipulado.

  • INTERCAMBIO DE HUÉSPEDES

Algunos sitios de intercambio de casas le permiten «alojar» al intercambiador. Esto se llama un intercambio de huéspedes, y funciona del modo en que nosotros alojamos a alguien en nuestra casa y más tarde, cuando se acuerde, ya visitaremos nosotros su casa. Hay incluso sitios como Home Exchange, que funciona por puntos, y no tiene por qué coincidir las casas de intercambio, simplemente alojamos a gente, ganamos puntos, y los gastamos en los destinos que nos interesen.

Este sistema de intercambio en el que nosotros estamos en casa mientras acogemos a huéspedes permite desarrollar amistades con nuestras familias de intercambio, y controlar más que nuestra casa no sufre desperfectos, sobretodo si somos primerizos en el uso de este tipo de alojamiento, y no nos acabamos de fiar.

Ventajas y desventajas de intercambiar casas para las nuestras vacaciones

Beneficios del intercambio de casas

Los beneficios del intercambio de casa son muchos y hacen que sea una experiencia vacacional única que no está disponible a través de las opciones de alojamiento tradicionales.

1. Es una forma de alojarse muy económica

Cuando cambias de casa, no pagas por tu alojamiento. El único coste asociado con el intercambio de casa es la cuota de membresía para del servicio de listado en alguna de las páginas webs especializadas en el sector (que es esencial para encontrar a alguien con quien intercambiar). Estas cuotas o membresías cuestan entre 100 a 150€ al año aproximadamente, lo que vendría a costar por ejemplo una noche de alojamiento en un buen hotel, por lo que la mayoría de la gente encuentra que esto es una ganga.

Otro gasto de viaje que puede llegar a ser prohibitivo es comer fuera. Pero como tendrás una cocina completa para cocinar, no necesitarás realizar tres comidas «fuera» todos los días. Además, podrás experimentar las compras de en supermercados  locales, que pueden ser muy diferentes en otros países. Y si además, tú y tu anfitrión acordáis intercambiar coches, también eliminarás los costes de alquiler de coches y dispondrás de vehículo para moverte libremente por tu lugar de vacaciones. Esto es genial!!

2. Vive como un ciudadano local

Estar en la casa de alguien en vez de en un hotel es a menudo más cómodo; por lo general hay películas para ver, libros para leer, y quizás hasta juguetes para que los hijos jueguen con ellos. Algunas casas también tienen piscina o gimnasio. Recuerda que cuando se intercambia, estás viviendo en una casa real y no en una habitación de hotel impersonal.

También experimentarás la cultura del área visitada porque estás en un vecindario y no en un hotel. Vivir entre «la gente local» añadirá una perspectiva diferente a nuestro viaje que de otra manera se perdería en un hotel.

3. Utiliza tu segunda residencia

El intercambio de casa es especialmente fácil si tienes una segunda residencia o casa de vacaciones. Como no la segunda residencia no ocupada durante la mayor parte del año, no resulta tan dificil coordinar las fechas de intercambio. Puedes poner tu casa a disposición de una amplia gama de intercambiadores con diferentes necesidades de viaje.

4. ¿Quieres quedarte en un yate?

Los intercambios de casas no siempre se ofrecen con casas. La gente a veces ofrece lo que tiene. Por ejemplo, la gente cambia de casa para quedarse en el yate de alguien, o incluso en autocaravanas para que puedas recorrer un área. A menudo puedes encontrar otras opciones de alojamiento únicas y originales que no están disponibles por otros medios, o que suelen ser bastante caras.

Las desventajas del intercambio de casas

Como con prácticamente todo lo demás, hay contras y pros en el intercambio de casas. Aquí hay algunos para considerar:

1. Meter a extraños en casa

Algunas personas se sienten incómodas con la idea de que un completo extraño se quede en su casa. Esta es la razón por la que es tan importante utilizar un páginas web especializadas en el sector con buena reputación. Estos servicios te dan una visión detallada de la casa de un potencial intercambiador online con opiniones incluidas (y ellos a su vez obtienen una visión detallada de la suya).

Estas webs también te permiten establecer comunicación con los futuros intercambiadores por varios medios. Podrás hablar con ellos por teléfono o por correo electrónico. Una vez te sientas cómodo, aceptas cambiar de casa, y no hay más problema.

2. Posibles daños a la propiedad

Puede que también estés preocupado por que tu propiedad, muebles y electrodomésticos puedan sufrir algún tipo de daño. Una vez más, esta es la razón por la que el uso de un servicio web con buena reputación es esencial.

En general, los intercambiadores de casas son personas consideradas y educadas. Probablemente tratarán tu casa y mobiliario con tanto respeto como tratan a las suyas propias. Recuerda que tu estarás ocupando su casa también y probablemente ellos estén preocupados por las mismas cosas que tu. Además, habla con tu aseguradora y cerciórate de que tus pertenencias están cubiertas por el seguro del hogar.

3. Inversión de tiempo

Los intercambios de casas se deben planear con bastante tiempo de antelación. Recuerda, tienes que conocer a las personas con las que vas a intercambiar y viceversa. De hecho, la mayoría de los sitios web recomiendan comenzar su búsqueda por lo menos cuatro a seis meses antes de la fecha planeada para las vacaciones.

Cómo empezar el intercambio de casas

Aunque requiere un poco de esfuerzo, el cambio de casa no es un proceso difícil. Siga los pasos que se indican a continuación:

1. Buscar una buena página web especializa en este tipo de alojamiento

El primer paso es ofrecer nuestra vivienda en internet, y para ello necesitaremos una plataforma web reconocida. Hay varios sitios web muy respetados que le permiten hacer esto. Los dos más populares son Home Exchange y Home Link, pero al principio de la web te dejamos más de los mejores sitios web para intercambio de casas.

2. Listar nuestra casa en la plataforma web elegida

Una vez que haya elegido un sitio, el siguiente paso será listar nuestra casa. Para ello nos deberemos registrar y crear un perfil de usuario, y posteriormente podremos listar y ofrecer nuestra casa. Cuantos más detalles proporcionemos, mejor. Incluye muchas fotografías bonitas y a buena calidad, así como una descripción detallada de la ubicación, los servicios que se pueden encontrar en la casa, y si existen servios de transporte público cercanos para poderse mover por la ciudad. No olvides mencionar también al vecindario, y su área y dile a la gente por qué deberían alojarse en tu casa.

Enumera cuántas personas participarán en el intercambio y si viajarás con niños, o no; y asegurarte de que el intercambio encaje bien para los dos. Por ejemplo, si tienes hijos pequeños y visitas una casa llena de objetos de arte valioso, podrías terminar pasando tus vacaciones preocupándote de que lo niños no rompan nada, en vez de disfrutarlas.

No olvides mencionar también a tus mascotas, si viajan con vosotros, o si por el contrario se quedan en casa, ya que muchos intercambiadores estarán encantados de cuidarlas en tu ausencia. Y lo que es más importante, otros pueden tener alergias. También debes dejar claro si la casa es de fumadores o no fumadores, y si permitirás que otros fumen en tu casa.

3. Encuentra a alguien con quien intercambiar

Una vez que se hayas creado y publicado tu anuncio, tendrás que buscar una buena coincidencia. Este proceso puede ser costoso y tomar tiempo, aunque si vives en un destino de vacaciones solicitado, puede tomar bastante menos tiempo del que piensas.

Como ya hemos comentado anteriormente, te aconsejamos que intentes conocer un poco a fondo a la persona o familia con la que estás interesado en intercambiar. Empieza por mirar cuidadosamente las fotos que te han proporcionado, descripción de la vivienda, servicios, lee opiniones, pregúnteles si tienen alguna referencia que puedan darle de intercambios anteriores, etc.

Consideraciones adicionales y Requisitos

Puesto que hay muchos puntos a considerar, puede ser fácil pasar por alto algunos detalles importantes cuando empiezas en el mundo del intercambio de casas.

1. Seguro del hogar

Comenta tus intenciones de intercambiar tu casa para vacaciones a tu compañía aseguradora y que te informen si tienen algún producto adicional al seguro del hogar que amplíe garantías para este tipo de intercambios.

Además, si estás de acuerdo en intercambiar también tu coche, asegúrese de que tu seguro de coche es suficiente para cubrir los daños sufridos por un conductor diferente, así como los gastos médicos y la responsabilidad civil.

2. Dejar un manual de Instrucciones

Especialmente si los intercambiadores de tu casa vienen de un país extranjero, déjales instrucciones sobre cómo usar tus electrodomésticos, incluyendo el lavaplatos, la lavadora, la secadora, el horno, vitrocerámica, etc. Si vas a proporcionar acceso a Internet, asegúrate de que tus invitados sepan cómo conectarse.

3. Escribe sobre tu experiencia en tu casa de vacaciones

Al igual que con los hoteles u otros productos turísticos, a todos nos gusta encontrar opiniones sobre anteriores usuarios que ya han intercambiado la casa, esto nos ayuda de forma considerable a decidirnos entre una u otra. Así que no olvides publicar tu opinión sobre la estancia que has realizado en la página donde habéis cerrado el acuerdo de intercambio. Esto ayudará a futuros viajeros indecisos.

Nota final

Una vez que hayas hecho un acuerdo para intercambiar casas, es esencial que cumplas con tu parte del trato. Recuerda que si decides cancelarlo a última hora, vas a dejar en la estacada y sin vacaciones a alguien. A tí no te gustaría que te lo hicieran.

Es cierto que el proceso puede ocuparnos más tiempo que planear unas vacaciones tradicionales, pero el intercambio de casas es a menudo una manera maravillosa de ver un nuevo lugar. Es más barato, y te sumerge en la cultura local más de lo que un hotel podría hacerlo. Anímate y prueba este tipo de vacaciones, seguro que valdrá la pena el esfuerzo adicional requerido.

Además de Intercambiar Casa, puede que también te interese…

Sending
Opinión de Usuario
3 (2 votos)
Ir arriba